Sexto caso en Salta: una persona que vino de Buenos Aires dio positivo

sexto listo.png

Había regresado desde la Ciudad de Buenos Aires y se encontraba cumpliendo los 14 días de aislamiento obligatorio en su domicilio particular.

Cuando parecía que Salta tenía una nueva jornada sin casos positivos de COVID-19, el Gobierno de la Provincia informó de un momento a otro que había un sexto caso confirmado.
El Ministerio de Salud señaló que el sexto caso corresponde a “una persona asintomática que cumplía su cuarentena y, al momento de finalizarla, se le realizó el control sanitario con el test para coronavirus”. El testeo fue realizado el miércoles 20 y ayer, cuando tuvieron los datos, dio positivo.
Según los primeros datos, esta persona ingresó a la provincia el pasado 6 de mayo, proveniente de la Ciudad de Buenos Aires, donde habría permanecido poco más de 40 días. Ahora se encontraba cumpliendo los 14 días de aislamiento. Al ser un paciente asintomático, por el momento no necesita ser internado.
La confusión se dio ayer por la tarde, ya que desde Salud habían enviado un parte de prensa en el que daban cuenta de que hasta el momento se habían realizado 1.089 estudios desde que comenzó la pandemia. En esa nota señalaban que los casos seguían en cinco. Además, puntualizaban que ayer se activó el protocolo en dos oportunidades por casos sospechosos y había dos muestras en estudio. Minutos después, el Ministerio de Salud dio a conocer un nuevo parte, en el que daba cuenta de que son seis los casos positivos en la provincia. De esos, cuatro ya tiene el alta.
Hasta ahora los seis casos positivos en Salta fueron en personas que vinieron desde otros lugares. Tres del exterior y tres de provincias con circulación del virus. Salta se encuentra en una fase de la cuarentena avanzada, en la que ya abrieron bares y hasta se permitirán las reuniones familiares. 
En la provincia no hay circulación del virus.

El quinto

El pasado 12 de mayo se dio a conocer el quinto caso positivo en la provincia. Se trata de una joven de Rosario de Lerma, que estaba cumpliendo cuarentena luego de haber llegado desde Buenos Aires; antes, ella había estado trabajando en el sur del país.
Con esta mujer ocurrió una situación muy desagradable, ya que se difundió la identidad de la joven y un grupo de vecinos terminó afuera de la casa y hasta lanzaron piedras, por lo que tuvo que ser traslada de urgencia al hospital Papa Francisco, para que estuviera resguardada.