Repatriados en un hotel céntrico de Salta reclaman asistencia médica

repatriados hotel

Aseguraron que la versión del gobierno generó malestar porque la situación que atraviesan es de “total desamparo en tema salud y productos de higiene”.

Salteños repatriados en el Hotel Victoria Plaza siguen preocupados y ahora reclaman al Gobierno asistencia médica, luego de que se confirmara que el cuarto caso positivo de coronavirus en la provincia estuvo alojado allí. Insisten que viven en condiciones indignas y aseguran que se sienten "abandonados".

Matías llegó hace una semana desde La Rioja, donde se encontraba trabajando. Su destino era Tartagal pero por miedo a la propagación del virus tuvo que quedarse en el hotel a realizar la cuarentena durante 15 días. Aquí comparte la habitación con otras dos personas que están en la misma situación.

En diálogo con LA GACETA expresó que desde el gobierno no “están haciendo nada con respecto al tema salud” porque desde que llegaron no le realizaron ningún control de temperatura y olfato, como sí se lo hicieron durante el viaje en La Rioja y Tucumán.

“Tenemos miedo de contagiarnos y no poder ver a nuestra familia de nuevo. Cuando terminemos de hacer la cuarentena tampoco queremos irnos con el virus a nuestro pueblo y expandirlo”, subrayó angustiado Matías.

Así como los repatriados en Salta cuestionan las condiciones en las que están alojados, también Juan José Esteban, el gerente del hospital del Milagro, referente en atender coronavirus, es crítico con el protocolo de higiene y seguridad que se lleva a cabo en el lugar.

“Estoy convencido que no puede haber gente aislada en el microcentro de la ciudad porque puede poner en riesgo a la comunidad. Desconozco quién contrató al hotel Victoria Plaza para esto, pero la verdad que la situación del domingo me puso patas para arriba”, dijo el médico en el programa De Buena Fuente de canal 2.

Los salteños solicitan ser escuchados y que médicos se acerquen al lugar a realizarles controles para saber cómo es su salud luego de que en el hotel se activará el protocolo por un caso con COVID-19.

Desamparados e incomunicados

Matías relató que algunos oranenses ya tendrían que haber regresado a sus casas, pero con la última medida dictada por el gobernador Gustavo Sáenz -que prohíbe el tránsito de colectivos de larga y media distancia en Salta- les comunicaron que eso no iba a ser posible.

Además criticó las raciones de comida que reciben. Dijo que cuentan con el almuerzo a las 15:00 y la cena a la medianoche, y que no le brindan desayuno ni tampoco productos de higiene y alcohol en gel, tal como lo aseguró el ministro de Turismo Mario Peña mediante un comunicado de prensa.

“Recién hoy nos empezaron a traer la comida a la habitación. Los otros días nosotros teníamos que bajar por una sola escalera todos y buscar la comida, por eso no sabemos si tuvimos relación con la persona que contrajo la enfermedad u otro que estuvo con él”, agregó y enfatizó que ellos son los encargados de realizar el aseo de la habitación donde se encuentran.

Otro problema que atraviesan es la incomunicación. Matías dijo que muchos de sus compañeros no cuentan con crédito en sus celulares y que entre ellos se prestan el teléfono para hablar con sus familias. “Quizás al gobierno les conviene mantenernos callados”, finalizó el salteño repatriado.

FUENTE: La Gaceta Salta