Descubren estafas contra familias aborígenes

estafas

Tres personas fueron detenidas, entre ellas el titular del club Central Norte y su esposa en Embarcación. Estafaban con el Ingreso Familiar de Emergencia.

En el marco de una investigación por delitos de estafa y defraudación a la administración pública, ayer se llevaron a cabo distintos allanamientos en Embarcación. Los procedimientos estuvieron a cargo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) que detuvo al presidente del club Central Norte de esa ciudad, a su esposa y una tercera persona, acusados de estafar a familias aborígenes a través del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

Una denuncia en Anses, efectuada en Buenos Aires, desató la investigación que comenzó en marzo pasado. Trabajan de forma coordinada la Fiscalía en lo Criminal y Correccional Federal 12, a cargo de Alejandra Mángano, y la Unidad Fiscal Salta, representada por el fiscal federal Eduardo Villalba.

El accionar desplegado ayer en el norte contó con la orden del juez federal Gustavo Montoya, quien autorizó las diligencias del caso requeridas por el Juzgado Federal 9 de Buenos Aires. Al ser puesto en conocimiento sobre el trasfondo de la investigación el juez norteño habilitó las medidas del caso que no solo se limitaron a los allanamientos sino también a la intervención de escuchas telefónicas previas, permitiendo cerrar el cerco y detener, por ahora, a tres personas.

Entre los detenidos se encuentro Jorge Moya, presidente del club Central Norte de esa localidad y de su esposa. Tras los allanamientos se logró el secuestro de numerosa documentación que es motivo de investigación, no se descarta que de esta tarea surjan elementos que permitan ampliar la persecución penal a otros delitos, ya sea con respecto al trámite relacionado al IFE o con otros planes o beneficios sociales otorgados por el Estado nacional.

Entre los lugares allanados, el fiscal Villalba confirmó que uno de ellos fue la sede del club Central Norte, pues que "de una denuncia radicada por las autoridades de la Anses, la fiscal Mangano inició una investigación que le permitió establecer la conducta delictiva de las personas ahora detenidas".

Explicó que la denuncia, por la que se inició toda la investigación, reveló "la participación de personas inescrupulosas que les cobraban determinados montos a beneficiarios del bono IFE, en su mayoría pertenecientes a comunidades aborígenes de Embarcación y otros vecinos que desconocían cómo realizar los trámites". Los detenidos están sindicados como las personas que contactaban a los beneficiarios, a favor de quienes realizaban los trámites de cobro del IFE por el sistema de registro de la Anses, gestión por la cual se quedaban con parte del dinero que era depositado por el Estado para dichas personas. Se trata de sumas que iban de mil a dos mil pesos, según precisó el fiscal, quien explicó que ese dinero aparecía como pago de aportes o cuotas de los beneficiarios al club, para lo cual primero los afiliaban como socios de esa entidad.

FUENTE: El Tribuno Salta