Prorrogaron por 60 días la prohibición de despidos y suspensiones

. Nacionales

alberto.png

 Es para despidos sin causa y para evitar que las empresas echen a trabajadores por la caida de la producción.

 

El Gobierno nacional decidió anoche prorrogar por 60 días el decreto que prohíbe a empleadores efectuar despidos.
 Según se informó oficialmente, en el marco de la emergencia sanitaria, el presidente Alberto Fernández, extendió el plazo por el que se prohíben los despidos sin justa causa, y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor.
 Asimismo, se incluye la prohibición de efectuar suspensiones con las mismas causales, quedando exceptuadas aquellas que se efectúen en los términos del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo, es decir, las pactadas individual o colectivamente u homologadas por la autoridad de aplicación.

"En el contexto de la emergencia pública en materia económica, social y sanitaria, y con el objetivo de continuar implementando medidas dirigidas a mantener el ingreso y el empleo de la población, el Gobierno Nacional resolvió prorrogar la prohibición de efectuar despidos sin justa causa, y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor, por el plazo de 60 días", dice el comunicado del Gobierno.

"Aquellos despidos o suspensiones que se dispongan en violación a lo dispuesto por este decreto no producirán efecto alguno, y se mantendrán vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales", se agrega.

Aunque todavía tiene un mes de margen, el Presidente también resolvió extender hasta fin de año el congelamiento de las tarifas de servicios públicos, dispuesta en diciembre como parte de la ley de emergencia económica. Será una prórroga por otros 180 días, anticiparon en el entorno de Alberto Fernández.

Esa decisión se apoya además en que, a diferencia de lo que sucede en otros rubros, las empresas distribuidoras no sufrieron tanto el impacto económico en los últimos meses. "Aumentó el consumo residencial y bajaron los costos de la energía mayorista", dicen en el Gobierno.

La prórroga a la suspensión de despidos ya había sido anticipada por el Presidente en la conferencia de prensa en la que anunció la última extensión de la cuarentena. "Seguramente vamos a seguir suspendiendo los despidos, en lo posible, porque todo el esfuerzo que hacemos es precisamente para sostener esta suerte de hibernación que sufre la economía", respondió el viernes 8. "Estamos ayudando a las empresas para que no despidan y vamos a seguir pidiéndole lo mismo", dijo y sostuvo que "hay un nivel muy claro de entendimiento de los empresarios respecto de lo que está pasando".

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, pulió los detalles del decreto con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra. Como es un decreto de necesidad y urgencia (DNU), debió ser rubricado por el Presidente y por todo el Gabinete.

En el decreto que el Gobierno prorrogó solo quedaron exceptuadas las suspensiones acordadas entre las empresas y los trabajadores y homologadas por el Ministerio de Trabajo. A fines de mes pasado, la CGT acordó con la Casa Rosada que los trabajadores suspendidos bajo esta modalidad reciben al menos el 75 por ciento del salario habitual.

La central sindical informó que desde la entrada en vigencia del acuerdo ya fueron suspendidos 1.800.000 trabajadores, en su mayoría empleados de comercio. Acuerdos similares se firmaron los empresarios con los metalúrgicos y los gastronómicos, entre otros.

 

Fuente: El Tribuno de Salta